Hamás anuncia la muerte de otros siete rehenes por presuntos bombardeos israelíes

Netanyahu aseguró que “sólo la presión militar continua” permitirá liberar a los rehenes que mantiene Hamas en Gaza (EUROPA PRESS/ARCHIVO)

 

 

El grupo islamista Hamás anunció este viernes la muerte de siete rehenes que mantiene retenidos en la Franja de Gaza por bombardeos israelíes, con lo que el total de secuestrados muertos en cautiverio desde que comenzó la guerra asciende a 70, según el recuento del grupo.





“Intentamos mantenerlos con vida, pero (el primer ministro israelí) Benjamín Netanyau insistió en matarlos, a los siete, por ataques del Ejército israelí”, afirmó en un comunicado Abu Obeida, portavoz de las Brigadas al Qasam, brazo armado de Hamás.

Hamás confirmó la identidad de tres de los rehenes supuestamente muertos, los ancianos israelíes Haim Peri, Yoram Itak Metzger y Amiram Cooper, de los que hace semanas ya avisó que no tenía información sobre su estado o paradero, al haber perdido el contacto con la célula que los retenía.

“Después del examen y la verificación durante las últimas semanas, hemos confirmado el martirio de varios de nuestros combatientes y el asesinato de siete prisioneros del enemigo en la Franja como resultado del bombardeo sionista. Anunciaremos los nombres de los otros cuatro fallecidos tras confirmar sus identidades”, indicó Obeida.

Israel inundan con agua del mar algunos túneles de Hamas bajo la Franja de Gaza (Europa Press/Contacto/Xinhua)

 

Con los siete rehenes dados por muertos por Hamás, el grupo elevó a más de 70 el total de secuestrados que han muerto en cautiverio “como resultado de las operaciones militares del ejército enemigo”, mientras que Israel solo ha confirmado la muerte de unos 30.

“Al mismo tiempo, afirmamos que el precio que aceptaremos por cinco o diez prisioneros vivos es el mismo que habríamos pagado por todos los prisioneros si no hubieran muerto en los bombardeos del enemigo”, señaló Hamás sobre las negociaciones para un acuerdo de tregua.

Esta semana las conversaciones avanzaron tímidamente en Doha, con la mediación de Catar, Egipto y EEUU, para alcanzar un acuerdo de tregua que permita un nuevo intercambio de rehenes por presos palestinos, aunque las posiciones se mantienen alejadas.

Hamas insiste en que una tregua temporal vaya acompañada un acuerdo para un cese de las hostilidades en una segunda fase, a lo que Israel se opone y Netanyahu tildó anoche las demandas del grupo de “delirantes“.

El borrador de acuerdo aún no cerrado contemple una tregua de unas seis semanas, posiblemente coincidiendo con el Ramadán que empieza el 10 de marzo, y un canje de diez presos palestinos por cada rehén.

Desde que comenzó la guerra, Israel y Hamás solo lograron un acuerdo de tregua de una semana a finales de noviembre, que permitió liberar a 105 rehenes a cambio de 240 prisioneros palestinos.

Cuatro rehenes fueron liberadas por Hamás en octubre; tres rescatados por el Ejército -dos de ellos hace unas semanas en una exitosa operación en Rafah-; mientras que se han recuperado los cuerpos de once rehenes, tres de los cuales mataron por error las tropas israelíes.

Según el recuento de Israel, quedan en el enclave 130 secuestrados el 7 de octubre, una treintena de ellos confirmados muertos por la inteligencia israelí; mientras que hay otros cuatro cautivos desde hace años, de ellos dos muertos.

EFE