The Economist: Francia descubrió una amplia campaña rusa de desinformación en Europa

El presidente francés Emmanuel Macron (d) con el primer ministro polaco Donald Tusk, en París (AP foto/Aurelien Morissard)

 

 

 





Rusia ha estado a la vanguardia de las técnicas de desinformación en Internet al menos desde 2014, cuando fue pionera en el uso de granjas de bots para difundir noticias falsas sobre su invasión de Crimea. Según las autoridades francesas, el Kremlin vuelve a hacer de las suyas. El 12 de febrero, Viginum, el organismo francés de vigilancia de la desinformación exterior, anunció que había detectado los preparativos de una gran campaña de desinformación en Francia, Alemania, Polonia y otros países europeos, vinculada en parte al segundo aniversario de la invasión de Ucrania por Vladimir Putin y a las elecciones al Parlamento Europeo de junio.

Viginum afirmó haber descubierto una red rusa de 193 sitios web a la que bautizó con el nombre en clave de “Portal Kombat”. La mayoría de estos sitios, como topnews.uz.ua, se crearon hace años y muchos quedaron inactivos. Más de 50 de ellos, como news-odessa.ru y pravda-en.com, se han creado desde 2022. El tráfico actual de estos sitios, que existen en varios idiomas como francés, alemán, polaco e inglés, es escaso. Pero las autoridades francesas creen que están listos para ser activados agresivamente como parte de lo que un funcionario llama una ola “masiva” de desinformación rusa.

Viginum afirma que vigiló los sitios entre septiembre y diciembre de 2023. Llegó a la conclusión de que no generan por sí mismos noticias, sino que están diseñados para difundir contenidos “engañosos o falsos” sobre la guerra en Ucrania, tanto en sitios web como a través de las redes sociales. El objetivo subyacente es socavar el apoyo a Ucrania en Europa. Según las autoridades francesas, la red está controlada por una única organización rusa.

No fue casualidad que los franceses hicieran el anuncio el día en que Emmanuel Macron, el presidente francés, recibía en París a Donald Tusk, el nuevo primer ministro polaco. Ambos se reunieron antes de un encuentro ese mismo día de los ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Alemania y Polonia, una agrupación apodada el “triángulo de Weimar”. Estos son también los principales países objetivo de la campaña rusa. “Estamos en un momento de vulnerabilidad” ante las elecciones europeas, declaró Stéphane Séjourné, Ministro francés de Asuntos Exteriores.

La elección el pasado octubre de Tusk, europeísta de centro-derecha, ha suscitado esperanzas de reactivar esta relación a tres bandas en el seno de la Unión Europea, que se marchitó con su predecesor populista. El relanzamiento del formato de Weimar “marca el regreso de Polonia al centro de los asuntos de la UE”, declaró Gabriel Attal, nuevo Primer Ministro francés, en un viaje a Berlín la semana pasada. También podría contribuir a desbloquear las turbulentas relaciones entre Francia y Alemania.

Más detalles en THE ECONOMIST