El Super Bowl LVIII estableció récord histórico de audiencia: fue más visto que la llegada del hombre a la Luna

Los fanáticos de los 49ers de San Francisco celebran un touchdown mientras miran el partido de fútbol americano de la NFL Super Bowl 58 contra los Chiefs de Kansas City desde una piscina en la parte superior del Circa Resort and Casino, el domingo 11 de febrero de 2024 en Las Vegas. Gregory Bull/AP

 

 

El thriller de tiempo extra de este domingo, en el que los Kansas City Chiefs se enfrentaron a los San Francisco 49ers, tuvo un promedio de 123,4 millones de espectadores, dijo CBS este lunes, rompiendo récords de audiencia del Super Bowl.





El tan esperado enfrentamiento en Las Vegas superó el anterior Super Bowl más visto de la historia, un récord establecido apenas el año pasado cuando los Chiefs remontaron en la segunda mitad para derrotar a los Philadelphia Eagles frente a 115 millones de espectadores.

La audiencia del Super Bowl LVIII fue tan grande que se acercó a la transmisión televisiva más vista de todos los tiempos en 1969, cuando se estima que entre 125 y 150 millones de espectadores vieron el alunizaje del Apolo 11.

El juego, que se transmitió por CBS y la plataforma de transmisión Paramount+, también se transmitió simultáneamente en español por Univision, así como una transmisión centrada en los niños por Nickelodeon.

El Super Bowl que batió récords coronó una fuerte temporada para la NFL, que ya había superado récords de audiencia en las semanas previas a su épica conclusión en el Allegiant Stadium, con el juego de campeonato de la NFC en Fox con un promedio de 56 millones de espectadores y el juego de campeonato de la AFC. con un promedio de 55 millones en CBS.

La audiencia masiva del Super Bowl fue probablemente la confluencia de varios factores, incluido el hecho de que el enfrentamiento pasó a un emocionante cuarto de tiempo extra en el que los Chiefs anotaron el touchdown de la victoria cuando solo quedaban unos segundos en el reloj. Entre la multitud también estaba la superestrella del pop Taylor Swift, quien ha generado un mayor interés en torno a los Chiefs debido a su romance en curso con el ala cerrada Travis Kelce. La asistencia de Swift a los juegos ha atraído a legiones de sus fanáticos jóvenes y, a menudo, mujeres, ayudando a la NFL a acceder a un mercado adicional de audiencia.

“Sin duda, ella es un elemento incremental para la audiencia de la NFL”, dijo la semana pasada Bob Bakish, director ejecutivo de la empresa matriz de CBS, Paramount Global, en una entrevista con Bloomberg. “Ella es una gran incorporación, que amplía aún más la red de espectadores de la NFL”.

Más detalles en CNN