Bloqueo de páginas web en Venezuela aumentó 20 % en el último año

Captura

 

“No se puede acceder a este sitio”. Eso lee Ángela Pinto en la pantalla de su celular al intentar abrir un link que le envió su mamá, de una noticia sobre una falla eléctrica que tiene más de 12 horas en un sector cercano a su casa. “Mándame una captura porque debe ser por la señal que no me abre”, le dijo a su madre sin saber que se trataba de algo orquestado desde el poder para vulnerar su derecho a la información.

Por: El Carabobeño





Ese mismo día en la noche, conectada al WiFi de una operadora privada, pudo leer sin problema otra noticia del mismo sitio web, pero la mañana siguiente, en la sala de espera de la consulta odontológica, con los datos de la empresa móvil a la que está afiliada, una vez más le fue imposible acceder y se percató que el mensaje “No se puede acceder a este sitio”, estaba acompañado de “DNS_PROBE_FINISHED_NXDOMAIN”.

Se trata de un caso que no es inédito, es un bloqueo que se replica en, al menos, 71 páginas web en Venezuela, de acuerdo con el último reporte de VE Sin Filtro.

En más de 20% aumentó bloqueo de páginas web en Venezuela

De ese número, 66,2% corresponde a 47 medios de comunicación, según el estudio que incluye al 2022 y el primer semestre de 2023, y que representa 20,34% de incremento respecto al mismo informe del 2021, cuando se reportaron 56 bloqueos.

El Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) contabilizó al menos 40 bloqueos totales o parciales a medios de comunicación digitales en 2022, a través de su sistema de monitoreo y de mediciones colaborativas realizadas a lo largo del año. “Esto demuestra la persistencia de la política oficial de controlar el flujo de información”, aseveró la ONG en su informe.

Se resalta en el estudio que estas medidas “para obstaculizar el acceso a sitios web de medios de comunicación”, se emplean contra medios nacionales e internacionales, así como contra plataformas en línea de organizaciones independientes que defienden los derechos humanos.

Puedes leer la nota completa en El Carabobeño