Rusia ataca 130 pueblos con artillería y lanza sabotajes distraer a las tropas ucranianas

Las fuerzas rusas atacaron durante la jornada de ayer un total de 130 zonas habitadas en siete óblasts situados en el arco que forman la provincia fronteriza de Sumi, en el noreste, y la parcialmente ocupada Jersón en el sur, informó hoy el Estado Mayor de Kiev.

El parte de hoy del Estado Mayor informa asimismo de acciones de sabotaje rusas en las zonas de Siversk y Slovozhanske, en las provincias de Donetsk y Járkiv respectivamente, para obligar a Ucrania a mantener allí a un cierto número de tropas y evitar que éstas puedan ser utilizadas para reforzar la defensa de puntos más calientes del frente.

El eje de más actividad volvió a ser un día más el que se extiende alrededor de la localidad de Avdivka, en Donetsk, donde Rusia sigue intentando rodear la ciudad y las fuerzas ucranianas repelieron el lunes un total de 23 ataques, según el Estado Mayor de Kiev.

Según el Centro para las Estrategias de Defensa, un ‘think tank’ de Kiev que informa a diario del curso de la guerra, el Ejército ruso ha logrado avances en varias zonas del eje de Avdivka.

Desde el pasado 10 de octubre, Rusia ha lanzado varias ofensivas sobre esta localidad cercana a la ciudad de Donetsk, que es capital de la región homónima, en los que ha perdido miles de hombres y numeroso equipamiento militar.

En los últimos días los rusos han reducido la intensidad de ataques aéreos, así como el número de vehículos blindados que utilizan, en este parte del frente, donde sin embargo siguen empujando con ataques de infantería, según el Centro para Estrategias de Defensa. EFE