Estresados, ansiosos y hasta deprimidos: Así se vive la crisis en el occidente de Venezuela

La toma comunitaria es el salvamento de la comunidad para servirse de agua. José Montiel carga agua para llevar a su casa

 

Que persona en el mundo no aumenta sus niveles de estrés con un apagón eléctrico o con una escasez de algo vital como la gasolina. Hasta el alma más cuerda se perdería en esa agonía constante y que ya suma en Venezuela unos años.

Por Lenin Danieri / Dossier





En Venezuela lo que es sencillo para otros, aquí es una tarea casi como la de Odiseo, surtir gasolina por ejemplo es una actividad de horas y a veces de días, y ni hablar de tomar una relajante ducha para bajar el estrés después de una larga faena, hay zonas que solo reciben agua por cisternas o deben transportarla en potes durante kilómetros. Y cuando hay apagón eléctrico la cosa se complica aún más. Recientemente la fundación rehabilitarte en Maracaibo dio a conocer su reciente informe, cómo está la salud mental en el Zulia se tituló, para usar términos académicos, salimos aplazados con menos cero en la boleta, en especial los adolescentes.

Cifras del Estudio

Víctor Coronado, psicólogo quien fue uno de los investigadores aseguró que 7 de cada 10 menores de edad presentan malestar psicológico y el 2% de esa cifra es de severidad elevada.

El estudio se hizo en los 5 municipios con mayor población y se encuestaron más de 1700 personas como base para la muestra, seis de cada 10 habitantes del estado Zulia en el occidente de Venezuela presenta malestar psicológico en mayor o menor medida. Aunque analizar por parroquia, municipio y ciudad se hace complejo debido a que muchos factores inciden, los elementos estresores están presentes y vaya que hacen daño.

Estresados, ansiosos y hasta deprimidos: así se vive la crisis
Algunos son daños leves y tratables hasta en casa, otros no. Se hacen presentes la ansiedad, depresión, hostilidad incluso síntomas más crónicos de salud mental como la paranoia y la psicosis

Otro de los problemas, el más grande de ellos quizás, es que no hay instituciones públicas para atender casos de estrés mental en ciudadanos, de ninguna edad. A quienes carecen de posibilidades económicas, les toca resolver.

Medicinas Caras y Escasas

Hay otro problema, enfermar en Venezuela es un estrés que causa más ansiedad hasta que la patología que se pueda padecer, comprar medicinas abre un debate familiar importante, a veces comer es la prioridad, es que hay venezolanos que cobran menos de 5 dólares al mes como sueldo mínimo. Hay medicamentos que pueden costar hasta 40 dólares. El otro elemento estresor, que hace estremecer de miedo a cualquiera, la inflación.

En ocasiones hay personas que tienen dinero para satisfacer sus necesidades, una estadística muy baja de familias puede, pero las hay, reciben ayuda de parientes del exterior y pueden comprar, pero a veces eso tampoco es garantía alguna, en el estudio se evidenció cómo afecta el desabastecimiento.

Para leer la nota completa, aquí