¿Decisión política? Conmoción en la Universidad de Carabobo tras suspensión de elecciones internas

Ulises Rojas, vicerrector académico de la UC

 

 

Las elecciones internas en la Universidad de Carabobo (UC), previstas para el 29 de noviembre, fueron suspendidas, luego de que la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió la sentencia 123, N° expediente 2023-000055 el 13 de noviembre de 2023.

Corresponsalía lapatilla.com

La decisión del TSJ se produjo a raíz de la admisión de un recurso de amparo introducido en el mes de agosto por el presidente de la Asociación de Empleados de la UC, Pedro Ulacio, y el presidente de la Caja de Ahorros de Trabajadores de la UC, Hernán Barrios, dos sindicalistas que piden paridad de votos en el proceso comicial.

Tras conocerse la medida, la presidenta de la Comisión Electoral de la UC, Evelin Ruiz, rechazó la decisión de la Sala Electoral del TSJ al considerar que se menoscaba el derecho al voto a los universitarios, el derecho a decidir la renovación de sus autoridades y el derecho de las autoridades a entregar sus cargos como corresponde legalmente.

Además, manifestó que no comprenden los motivos por los cuales fueron suspendidas las elecciones de autoridades en la UC, debido a que el Estatuto Transitorio Electoral de la UC fue elaborado bajo los mismos parámetros que el de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde se realizaron elecciones este año.

“Por tal razón, no son comprensibles los argumentos jurídicos que pudieran esgrimirse, tanto por este grupo de trabajadores como por la Sala Electoral del TSJ, para decidir que en el caso de esta centenaria universidad no se puedan realizar los mismos comicios, bajo los mismos parámetros”, afirmó Ruiz.

Según el estatuto aprobado por el Consejo Universitario, el sufragio de los profesores tiene el valor equivalente a un voto, los estudiantes el 25 % de un voto, los empleados o personal administrativo el 10 %, el personal obrero el 10 % y los egresados el 5%.

En los comicios del 29 de noviembre se elegirían 18 cargos: rector (a), vicerrector académico, vicerrector administrativo, secretario, así como siete decanos y siete representantes al Consejo de Apelaciones.

Rectora asegura que lucharán para que se realicen los comicios

Luego de una sesión celebrada este martes, el Consejo Universitario de la UC acordó rechazar la sentencia del TSJ, expresar la solidaridad hacia los sectores universitarios que han manifestado su apoyo irrestricto al ejercicio del voto y reconocer el trabajo de la Comisión Electoral Universitaria para llevar a cabo los comicios internos.

La rectora de la UC, Jessy Divo de Romero, informó que la consultoría jurídica de la Universidad de Carabobo ya fue notificada de la sentencia y está previsto que este miércoles 15 de noviembre los miembros de la consultoría estén en la Sala Electoral del TSJ para conocer los detalles y estudiar las acciones a seguir en el marco de la ley.

Indicó que el Consejo Universitario se declaró en sesión permanente. “Una vez más, en este Consejo se impone la racionalidad, se impone la universidad, pero ciertamente seguiremos luchando para que lo antes posible recuperemos una vez más la posibilidad de hacer nuestro proceso electoral”, afirmó la rectora de la UC.

Asimismo, Divo de Romero consideró que el voto paritario, tal como lo piden los sindicalistas Barrios y Ulacio, no es la opción. Afirmó que defienden el contenido del artículo 109 de la Constitución, en concordancia con la Ley de Universidades.

Comentó que cuando conocieron el recurso de amparo interpuesto por los sindicalistas, estableció una comunicación con ellos.

“Los convoqué a mi despacho en mi condición de rectora para, de alguna manera, exhortarlos a desistir, a evaluar el daño que le podríamos hacer a esta institución y que le estamos haciendo, al impedir un proceso que lleva 11 años de letargo, 11 años esperando poder renovar sus autoridades”, expresó.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo Universitario, salvó su voto el profesor Abraham Toro, representante de la Ministra del Poder Popular para la Educación Universitaria, profesora Sandra Oblitas.

Por otra parte, en la sesión el vicerrector académico, Ulises Rojas, pidió un voto público de censura a los dirigentes gremiales Pedro Ulacio y Hernán Barrios, por considerar que son “artífices de actuaciones que afectan nuestra autonomía y el derecho a elegir de la comunidad ucista”. Sin embargo, esto no fue aprobado, ya que solo contó con el voto de Rojas.

¿Incidencia del Gobierno en la UC?

A juicio del vicerrector académico y candidato a rector, Ulises Rojas, hay miembros de la comunidad ucista que apoyan al oficialismo y no quieren que se realicen estas elecciones por temor a ser derrotados.

“Nos sentimos indignados, nos sentimos muy molestos con esta política del gobierno y de entes internos que apoyan al gobierno, que le dan cabida al gobierno aquí en esta universidad (…). Nosotros queremos rechazar de manera contundente esta actitud del gobierno, un gobierno que le dice a la comunidad internacional que va a ir a un referendo por el problema del Esequibo, un gobierno que hace labores para que la Unesco le restablezca el derecho al voto, pero un gobierno que le niega a una universidad autónoma, democrática, pluralista, como debería ser esta sociedad, le niega el derecho al voto, porque dos personas que tienen un sindicato con años en el gobierno que no quieren elecciones tampoco ellos, porque saldrían derrotados, entonces van y accionan un recurso de demanda en contra de estas elecciones”, manifestó Rojas.

El vicerrector académico y candidato a rector, respaldado por la plancha “Renace UC”, consideró injusto que solo dos personas (Ulacio y Barrios) le estén negando el derecho a 99,9 % de los estudiantes, profesores, obreros y empleados que quieren renovar las autoridades universitarias.

Dijo que “hay personas importantes dentro de la conducción de la universidad que han llegado a acuerdos que, desgraciadamente, han dado pie a estas acciones y situaciones que hoy estamos viviendo”.

“Hay un proceso político detrás”

El vicerrector administrativo, José Ángel Ferreira, señaló que la sentencia del TSJ transgrede la autonomía universitaria y la soberanía del alma máter. Dijo que están a la expectativa de la lectura del documento para conocer si se trata de la suspensión de todo el reglamento o si fue solo un artículo del mismo.

“Tenemos que rechazar esta acción, la cual obviamente tiene todo un proceso político por detrás, porque sabemos que en el caso particular de nuestro país hay una influencia marcada del Ejecutivo sobre el Judicial, y eso aparentemente está pasando en este momento. Es incomprensible la suspensión por una cuestión muy razonable. ¿Qué vamos a hacer con la Universidad Central de Venezuela en este momento? Si la Universidad Central de Venezuela eligió sus autoridades y lo hizo en base a un método que se planteó en esa universidad, es absurdo que en esta se pretenda decir que eso no vale”, manifestó.

“El gobierno quiere destruir las universidades”

El Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y candidato a rector, José Corado, señaló que la sentencia del TSJ atenta contra la institucionalidad y la democracia.

“La Universidad de Carabobo está herida de muerte. El Tribunal Supremo de Justicia le ha propinado un durísimo golpe que destroza totalmente, vilmente, el clamor popular de la universidad por tener unas elecciones, por renovar sus autoridades”, destacó.

Hizo un llamado a trabajar en un frente común por la defensa de la autonomía universitaria. “Un frente que reúna a todos los universitarios, a los sirios y a los troyanos, a los que están de acuerdo con cualquier candidatura, pero con la conciencia de que estamos defendiendo nuestra máxima institución, nuestra querida máxima Universidad de Carabobo”, expresó.

“La universidad no puede estar de espaldas a una decisión del TSJ”

El profesor Abraham Toro, representante de la ministra de Educación Universitaria ante el Consejo Universitario de la Universidad de Carabobo, explicó que salvó su voto en la sesión, al considerar que “la universidad no puede estar de espaldas a una decisión de un Tribunal Supremo Electoral de Justicia”.

“Esa autonomía no puede ser malinterpretada. De manera que la Universidad de Carabobo y las otras universidades, hay un mandato, dos decisiones del Tribunal Supremo, una del 2009 y otra del 2019, que ordena el proceso electoral bajo algunos parámetros que tienen que ver con que esta circunstancia la rige precisamente el Consejo Nacional de Universidades, partiendo de la democracia, partiendo de la inclusión y del respeto precisamente a toda la normativa legal del Estado”, dijo.

Agregó que “las elecciones de la UCV se hicieron en desacato, precisamente de una decisión del Tribunal Supremo de Justicia de la Sala Electoral del 2019, que ordenó que las elecciones tienen que hacerse en un sentido paritario y allí no hubo paridad”.

Elecciones en igualdad de condiciones

El presidente de la AEUC, Pedro Ulacio, y el presidente de Catrauc, Hernán Barrios, emitieron un comunicado este martes 14 de noviembre en el que afirman que quieren elecciones, pero en igualdad de condiciones para los trabajadores administrativos activos, jubilados y obreros.

“Nada tiene que ver con la política nacional, como lo quieren hacer ver los irresponsables de siempre. Son acciones tomadas en defensa de los derechos de los trabajadores, tal como lo establece el artículo 34, literal 3 de la Ley Orgánica de Educación”, reza el texto.

Por su parte, el secretario general de la AEUC, José Francisco Jiménez, manifestó su rechazo a la suspensión de las elecciones.

“Los trabajadores universitarios, los empleados y obreros de esta universidad le decimos al Gobierno que aquí los trabajadores enaltecemos y valoramos el derecho a la democracia y el derecho a votar y a tener una universidad digna”, sostuvo.