David Arrieta, un venezolano en el ejército israelí que no cambia su lugar hoy en la línea de guerra

David Arrieta Contreras, (derecha) tachirense perteneciente a la naval de la Fuerzas de Defensa de Israel

 

“Era algo muy raro, no solo porque era sábado y ese día se respeta y no pasa nada en Israel, no hay transporte público, está todo paralizado, además era el Sukkot, un día de celebración religiosa importante. Y nos dice mi comandante que tenemos que volver a la base militar. Y entró en shock. Mi mamá se alteró mucho, mi novia también estaba en la casa y se alteró mucho, mi tía igual, y me alteran aún más a mí. Después de unos minutos entiendo que fuera de todo, no importa lo que esté sintiendo en ese momento, no importa qué esté sintiendo mi mamá, es mi deber llegar a la primera línea y defender a la patria como se debe”.

Por: Diario de Los Andes

Narra David Arrieta su amanecer del 7 de octubre cuando disfrutaba su día de descanso en casa, mientras el grupo terrorista Hamás incursiona en Israel y deja en su ataque mil 400 muertos y se de rehenes 240 personas, lo que originó una respuesta de Israel y el inicio de la guerra, que cumple un mes entre la nación judía y el grupo Hamás.

Él fue criado en el seno de una familia tradicional tachirense, en Venezuela, donde a pesar de la enorme crisis política, económica y social la guerra no está entre las posibilidades desde hace dos siglos. Lo bélico en la cultura venezolana solo se conoce por películas, textos y noticias, pero, desde hace un mes en la vida de este venezolano perteneciente a la naval de las Fuerzas de Defensa de Israel existe, es su realidad.

“Yo estaba durmiendo y me desperté por los cohetes y las alarmas de misiles que había en la ciudad, en ese momento lo percibí como una situación más o menos normal, no es algo del día a día, pero cuando pasa, es algo que se tiene normalizado. Después, poco a poco empezamos a entender que era una cosa mucho más grave. Vimos que había ingreso de terroristas en el territorio israelí y ya me puse tenso».

Lo peor del primer día

Actualmente, viven en Venezuela alrededor de 9,000 judíos, número muy inferior a los 25,000 que vivían en Venezuela en la década de 1990, quienes, con la crisis de Venezuela y el antisemitismo desde Hugo Chávez, comenzaron a migrar, a pesar de que tras la segunda guerra mundial el país sería uno de los tres destinos favoritos de Latinoamérica para los judíos, por la libertad de culto y las posibilidades de progreso en el país más rico del sur del continente.

David Arrieta de 22 anos de edad, es parte de la lista de judíos que apelaron a la Ley Retorno y se fueron a Israel. Lo hizo en 2019 al finalizar sus estudios de bachillerato en el colegio “Juan XXIII”, de su ciudad natal, San Cristóbal. Sus padres, Miguel y Mariela, junto a su hermana menor, Rebeca, salieron meses antes.

Puedes leer la nota completa en Diario de Los Andes