Este #2Oct es el día del Ángel de la Guarda: esta es la poderosa oración para pedir protección

El día de los Santos Ángeles de la Guarda se celebra el 02 de octubre de cada año en la tradición cristiana.

Esta celebración, aunque no es tan conocida en el mundo religioso, tiene un significado profundo para aquellos que creen en la existencia celestial de los ángeles, según ‘ACI Prensa’.

Por eltiempo.com

Esto se celebra por las personas que creen que Dios le asigna un ángel para cuidar y proteger a cada individuo desde el momento del nacimiento hasta la muerte.

Los ángeles de la guarda comúnmente protegen contra peligros físicos y espirituales, así como la guía en momentos de dificultad.

Esta celebración para las personas que creen en el poder de los ángeles, lo celebran  en la eucaristía.

Algunos creyentes pueden asistir a misa y rezar para agradecer a los ángeles de la guarda por sus servicios ofrecidos, ya que el catecismo de la iglesia católica, “cada fiel, tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo en la vida”, según el portal ‘Píldoras de Fe’.

La idea central de esta celebración es que las personas recuerden que tienen una guía espiritual que es un consuelo y una fuente de fortaleza espiritual para muchos.

El día de los Santos Ángeles de la Guarda es una oportunidad para recordar la creencia en la presencia de los ángeles protectores en la vida de las personas y agradecer su compañía constante.

Oraciones para los Ángeles Custodios

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.

En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.

Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.

Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.

En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.