Cuáles son las obras más caras creadas por el colombiano Fernando Botero

El Maestro, falleció a las 91 años en su residencia – crédito Museo de Antioquia.

 

 

El colombiano Fernando Botero, quien falleció en su casa de Mónaco, llegó a ser el artista latinoamericano vivo mejor cotizado; varias de sus obras superaron el millón de dólares en subastas de arte alrededor del mundo.

Por Juan Camilo Sánchez | Infobae

En el 2022, el Maestro rompió un récord casi insuperable como el artista latinoamericano vivo con la venta más alta, al vender la escultura Hombre a caballo, por 4.3 millones de dólares, en una subasta de la británica Christie’s. La escultura es de bronce, y mide 3,5 metros. Si bien en 2016 había sido ya subastada la obra por 1,84 millones de dólares, en Sotheby’s, con la compra en 2022 el aumento de su valor de del 135%.

Esta escultura es la obra más costosa del Maestro Fernando Botero – crédito Galería Duque Arango.

 

La segunda obra con más alto valor es Adán y Eva. En 2018, la casa británica Bonhams, en una subasta, vendió la obra por 2,9 millones de dólares, La obra estaba en manos del millonario saudí Walid Juffali, antes de la oferta. Esta escultura, compuesta de dos estatuas, fue por 4 años la obra más costosa de Botero, hasta que se superó a sí mismo en el 2022.

Esta escultura mide más de tres metros de altura – crédito Galería Duque Arango.

 

Sin embargo, no solo las esculturas de Botero se han vendido muy bien en estas casas artísticas. Sus pinturas son un ejemplo claro de lo apetecido del arte del Maestro. Las obras Los músicos (1979) y Los 4 músicos (1984) tuvieron un costo de venta de 2.1 millones de dólares en una subasta de Christie’s, En mayo del 2006 se convirtieron en los lienzos más caros del artista colombiano. El alto valor se debe a los años en los que la pintura ‘Los músicos’ no circuló entre los coleccionistas. Este hecho la valorizó.

Esta escultura mide más de tres metros de altura – crédito Galería Duque Arango.

 

Por casi 1 millón de euros (1,4 millones de dólares) Una familia, una de las emblemáticas familias que Botero pintó en el lienzo, se vendió en una subasta de arte latinoamericano realizada por Sotheby’s.

Lea más en Infobae