Al menos a 40 docentes de Bolívar le suspendieron el sueldo por protestar

Desde enero los docentes de todo el país se mantienen en protesta por los bajos salarios que perciben desde hace varios años. En el caso del estado Bolívar, maestros, profesores, personal administrativo, entre otros, han realizado asambleas, protestas, marchas, concentraciones y otras acciones para expresar su descontento.

Por Pableysa Ostos/ Corresponsalía lapatilla.com





Este martes 23 de mayo nuevamente se dieron cita en la plaza Monumento de la CVG en Puerto Ordaz, para denunciar la situación que está viviendo el personal docente. Judith Poleo de Zerpa, presidenta del Sindicato de Educadores Regionales de Bolívar (Ser Bolívar), declaró que al menos a 40 docentes les fue suspendido de manera arbitraria e ilegal su salario.

“Esa es una medida arbitraria que va contra la integridad no solamente del docente, sino de su entorno familiar. Es una medida que nosotros podemos catalogar como un crimen de lesa humanidad. Esa es la realidad ¿Por qué? Porque es injusto la suspensión del salario a estos colegas. Porque cuando se va a tomar una medida de este calibre, hay que informarle al docente para que él tenga conocimiento de lo que va a suceder”, destacó Poleo.

También comentó que “en segundo lugar, se debe realizar una investigación para que luego esos expedientes pasen a un tribunal, que es el que en realidad tiene la autoridad para suspender el salario, siempre y cuando se compruebe que el docente cometió una falta. Pero en este caso no es así, porque nos consta que los educadores han cubierto 134 días con el de hoy de lucha por todos sus derechos que están establecidos en la Constitución de la República de Venezuela”.

Acoso

La vocera destacó el acoso laboral al que están expuestos los maestros y el personal administrativo que se ha mantenido en protesta. “Aquí se dice que no hay acoso contra los docentes. Pues sí, sí lo hay, porque esta medida precisamente se está tomando para acabar con la lucha que hasta ahora ha sido muy satisfactoria en cuanto a la presencia de los docentes, que saben muy bien lo que están peleando. Aquí nos estamos jugando al futuro del país”.

Destacaron que aunque ya está cerca el periodo vacacional, esto no será impedimento para ellos seguir en la calle protestando por un mejor salario y la firma del contrato colectivo.

“Entonces no puede ser que le tengan miedo a los docentes. Claro, el miedo se justifica ¿Por qué no toman esas medidas en Barinas, que está radicalizado desde el 9 de enero y sigue radicalizado, y otros estados? Y no quiero decir que lo hagan, porque esos son nuestros hermanos, nuestros colegas, pero sí me molesta que se tome desde aquí, desde Guayana, claro”, sostuvo la docente jubilada.

A las calles nuevamente

Por su parte, Luis Linares, organización y trabajo del Comité de Derecho Humano, municipio de Caroní, informó que el día 29 de mayo, Día del Adulto Mayor, se estarán concentrando en la Caja Regional, en el Paseo de Rotario, para entregar una carta de protesta por violación de la Constitución de la República Bolivariana.

“Este sistema de gobierno violando la Constitución, no cumple con el artículo 91. En el actual decreto del 1° de mayo no nombra por ningún lado el término salario mínimo. Nosotros nos preguntamos, ¿es qué acaso este gobierno quiere eliminar esa terminología? Porque habla de bonos y habla de cesta ticket, pero en ningún momento habla de salario mínimo. Nosotros queremos dejar bien claro a este sistema de gobierno que seguiremos en la calle, en la lucha, para que se respete la Constitución. No importa el sistema de gobierno que sea, nosotros estaremos en la calle para que se respete la Constitución”, añadió.

Linares también denunció el lamentable caso de un trabajador jubilado de Bauxilum. “Anoche en lo que llaman Hospital de los Trabajadores, se nos murió un jubilado de Bauxilum. No tuvo la atención médica adecuada, lo sacaron de ahí y lo mandaron para Guaiparo. En Guaiparo tampoco había nada, el señor acaba de fallecer”.

“Era jubilado, tenía 34 años en Bauxilum. Fue con un problema cerebral, dolor de cabeza, mareo. Fue al hospital que funciona en el antiguo Maxi, no lo atendieron. Lo sacaron para Guaiparo. En Guaiparo no hay nada. Yo estuve el domingo comprando yelco, medicina. Venía un médico y le mandaba un tratamiento. A las 6:00 de la mañana venía otro. Decían que no les servía y le mandaban otro tratamiento. No hubo continuidad en el tratamiento, no hubo atención. Por lo tanto, lamentablemente, falleció”, destacó el representante.