Actividad económica en Mérida va “palo abajo” con apagones y racionamientos eléctricos

 

Desde hace varias semanas se han intensificado nuevamente prolongados racionamientos eléctricos en varios sectores de la ciudad de Mérida. Así lo ha documentado el Observatorio de Políticas Públicas La Gente Propone del Grupo Cesap, que continúa realizando monitoreo y reporte de los cortes electricidad en la capital del estado Mérida.

Por Jesús Quintero // Corresponsalía lapatilla.com

José Gregorio Dávila, coordinador municipal del Observatorio La Gente Propone en Mérida, indicó que “este racionamiento es generalizado, ya que afecta a una gran parte de las parroquias del municipio”, a lo que añadió que “los apagones o fallas de luz varían, según reportes de los veedores, entre una y más de cuatro horas por día”.

Los registros recolectados por los veedores dentro del municipio Libertador en Mérida señalaron que las fallas eléctricas afectan otros servicios, como el agua potable en el caso de los edificios, que impide el funcionamiento del bombeo del líquido.

En segundo lugar, la falta de electricidad ocasiona la caída de las telecomunicaciones (internet y telefonía), lo que afecta el funcionamiento del sector comercial y empresarial de la ciudad andina.

Asimismo, dijo Dávila que “el servicio eléctrico, en meses anteriores según han documentado la ciudadanía y líderes comunitarios, había mejorado, pero en este mes de mayo 2023, lamentablemente, se incrementó nuevamente las fallas”.

Hasta la fecha no hay pronunciamiento oficial de los organismos competentes sobre la situación real del sistema eléctrico y el por qué de las continuas fallas y racionamientos.

En las zonas priorizadas, el servicio eléctrico se mantiene constante, pero las fluctuaciones son recurrentes, afectando gravemente equipos electrodomésticos e imposibilita el desarrollo del trabajo de los ciudadanos, según han relatado los propios merideños.

En zonas de la ciudad donde se encuentran hospitales, clínicas o centros médicos, deben activar planes de contingencia para mantener operativas las instalaciones.

Sin embargo, ante la crítica situación del abastecimiento de combustible, se vuelve prácticamente imposible mantener estas plantas generadoras operativas por largos periodos de tiempo mientras duran los racionamientos.

Hasta el momento, no ha sido publicado un plan de racionamiento de administración de cargas por parte de Corpoelec, generando preocupación e incertidumbre en los usuarios, quienes han manifestado una gran cantidad de denuncias de aparatos electrónicos averiados por esta misma situación.