Exportaciones de crudo venezolano fluyen con documentos falsos y barcos iraníes

Un barco con trabajadores es visto en un campo petrolero en el lago occidental de Maracaibo, en Venezuela, el 5 de noviembre de 2007. REUTERS/Isaac Urrutia (VENEZUELA)/File Photo

 

 

Cuando el superpetrolero Young Yong navegó hacia el puerto chino de Qingdao en septiembre del año pasado, tenía certificados de calidad para su carga que indicaban que transportaba crudo malasio, según los documentos revisados por Reuters.

Por Mariana Párraga y Jonathan Saul | Reuters

Sin embargo, las imágenes por satélite y las fotos muestran que el barco, de propiedad china, había cargado el petróleo cuatro meses antes en Venezuela, un país de la OPEP en Sudamérica sometido a sanciones petroleras por parte de Estados Unidos.

El Young Yong es uno de los tres buques identificados por Reuters que fueron fletados por empresas poco conocidas para exportar petróleo venezolano y que utilizaron documentos falsos para ocultar su origen, según documentos de transporte y 11 fuentes con conocimiento del comercio.

Dos de esos petroleros, incluido el Young Yong, fueron designados este mes por las autoridades estadounidenses por violar las sanciones impuestas a Irán, uno de los aliados más cercanos de Venezuela.

Seis especialistas en transporte marítimo y comercio de petróleo dijeron a Reuters que el uso de documentos falsos para ocultar cargamentos procedentes de países sancionados, como Venezuela e Irán, ha aumentado los riesgos de cumplimiento para las empresas petroleras y comerciales, en medio de la proliferación de sanciones internacionales.

“Ahora está claro que no se puede confiar en los certificados de origen, incluso cuando vienen con documentación oficial del gobierno”, dijo Cari Stinebower, un socio con sede en Estados Unidos de la firma de abogados Winston & Strawn, que asesora a las empresas petroleras y comerciales sobre cómo cumplir con las sanciones.

El superpetrolero Young Yong.

 

El Young Yong fue uno de los varios petroleros señalados por el Tesoro estadounidense el 3 de noviembre como parte de una “red de contrabando” que ha utilizado documentación falsa para enviar petróleo iraní para financiar a la Guardia Revolucionaria de Irán y a Hezbolá. El Tesoro designó el petrolero como activo congelado y sometió a su propietario, Technology Bright, registrado en las Islas Marshall, a sanciones.

El Tesoro de Estados Unidos se negó a comentar la participación del Young Yong o de los otros buques identificados por Reuters en el transporte de crudo venezolano.

Stinebower, que anteriormente trabajó como asesora jurídica de la Oficina del Tesoro de EE.UU. para la aplicación de sanciones, dijo que el uso de documentos falsos para ocultar el origen de los cargamentos fue una práctica pionera de Irán para evitar las sanciones de EE.UU. Citando casos en los que ha trabajado como abogada comercial, Stinebower dijo que parecía que la técnica se estaba adoptando ahora para transportar petróleo venezolano, pero se negó a dar más detalles.

El Palacio de Miraflores y la compañía petrolera estatal PDVSA no respondieron a las solicitudes de comentarios. La misión de Irán ante las Naciones Unidas en Nueva York tampoco respondió a las preguntas de Reuters.

Los documentos de PDVSA revisados por Reuters dijeron que un buque llamado Comuna cargó 1,98 millones de barriles de petróleo en el puerto venezolano de José del 11 al 21 de mayo del año pasado.

Sin embargo, la empresa independiente de seguimiento TankerTrackers.com, que se especializa en analizar los movimientos de los buques para la investigación de los seguros y los armadores, utilizó imágenes de satélite y fotos para identificar el buque tanque como el Young Yong.

Las imágenes muestran que el nombre del buque había sido pintado, pero el petrolero es identificable por los distintivos arcos blancos que flanquean su puente, la posición de las grúas en su cubierta y la forma de su chimenea, dijo Samir Madani, propietario de TankerTrackers.com.

Cuando el Young Yong zarpó de Venezuela tras cargar el petróleo, su transmisor de localización indicaba que partía del puerto de Lomé, en África Occidental.

El Young Yong hizo una parada cerca de Malasia entre principios de julio y agosto de 2021. Mientras estaba allí, el 8 de julio, obtuvo un certificado de calidad del laboratorio Saybolt, con sede en Singapur, que identificaba su carga como crudo pesado malasio, que tiene características similares al grado de crudo Merey 16 de Venezuela. El certificado mide aspectos del petróleo -como su densidad y sus niveles de azufre y metales- que permiten al comprador estar seguro de que un cargamento se ajusta a las especificaciones de un contrato.

Lea más en Reuters