¿Cómo avanza el Black Friday en Venezuela?

Durante varias semanas muchos comerciantes venezolanos se prepararon para el Black Friday, una tradición comercial que cobra cada vez más auge fuera de Estados Unidos y que, a pesar de la crisis generalizada, se ha implementado con “éxito” en el país caribeño durante los últimos cuatro años.

Por Carolins Alcalde / vozdeamerica.com

Las expectativas son “altas” para diversas organizaciones, entre ellas los centros comerciales Sambil, unos de los más grandes y reconocidos de Venezuela y que también tienen presencia en países como República Dominicana, Curazao y España.

“Es una nueva oportunidad de visitas y consumo. La intención es que las ofertas sean reales y se incrementa la participación de nuestros comerciantes”, asegura a la Voz de América Freddy Cohen, director de Constructora Sambil.

El Black Friday es una “oportunidad” para “salir” de inventario pasado y una oportunidad para el visitante de disfrutar de precios de “oportunidad”, explica Cohen.

La VOA pudo constatar que desde la semana pasada, en muchos establecimientos comerciales en línea y con tienda física, ya había ofertas de entre 10 % y 50 %, en productos seleccionados y, en algunos casos, en todos los artículos.

Una tienda de ropa masculina en el centro comercial Sambil expone la lista de precios con rebajas de 40 % en prácticamente toda su mercancía. Por ejemplo, en este establecimiento una polo pasa de 65 dólares a 39 dólares; un pantalón de 75 dólares a 45 dólares y el calzado de 70 dólares a 42 dólares.

De acuerdo a Claudia Itriago, directora de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (CAVECECO), aproximadamente un 60 % de los centros comerciales afiliados implementarán ofertas de Black Friday.

“Depende mucho de aquellos comercios que se quieran plegar a hacer descuentos, tener ciertos descuentos para esa fecha”, dice a la VOA.

¿Rebajas significativas?

Consultado por la VOA, José Guerra, economista y miembro del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), un ente independiente que surgió ante la opacidad oficial para contribuir a la elaboración de estadísticas económicas y sociales, estima que en algunos casos y puntualmente con textiles, muchos comerciantes en Venezuela compran “saldos” de verano para vender en el país, donde el clima siempre es favorable.

“A ello se agrega el hecho de que con la exoneración a las importaciones los productos lucen más baratos, de manera tal que sí es una oportunidad para vender más porque puede haber descuentos. Se compran productos que son rematados a precios muy bajos y luego son revendidos”, explica.

Los precios en dólares en Venezuela se han incrementado entre 47 % y 50 % en comparación con el año pasado, de acuerdo a la firma de consultoría económica Ecoanalítica.

Sin embargo, en ocasiones, a diferencia de años anteriores, cuando traer productos a través de un currier era más económico, ahora puede llegar a resultar más rentable comprar algunos productos directamente en Venezuela.

En la salida de una tienda “outlet” que ofrece “mercancía de oportunidad” traída de EEUU, Juan Medina, un hombre de unos 40 años, contó a la VOA que en ese sitio compró una alfombra por 170 dólares, casi al mismo precio que vio en Amazon, donde suele comprar algunos productos de uso personal que trae de EEUU.

“Era parecida a la de Amazon, pero traerla me hubiera costado más o menos 120 dólares adicionales por el envío, está mejor comprarla aquí. Últimamente he notado que hay cosas que salen mejor acá, en esta tienda se consiguen buenos productos”, relató

Si Juan Medina, que forma parte del pequeño sector de la población en capacidad de costear cómodamente este tipo de artículos, hubiera esperado al viernes, hubiera pagado 20 % menos, el descuento que ofrecerán ese día en esa tienda, pero prefirió no aguardar porque era la única pieza.

Como consecuencia de la denominada “crisis de contenedores”, a nivel mundial el precio de transporte marítimo ha tenido un aumento significativo en los últimos meses y Venezuela no ha sido la excepción.

El precio varía significativamente dependiendo de la procedencia, el destino y la empresa. Actualmente el costo de envío marítimo desde Miami a Caracas, a través de puerta a puerta, es de unos 18 dólares por pie cúbico, siendo el valor del envío mínimo de unos 21 dólares.

La más reciente Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI), expone que Venezuela ha registrado una recuperación de la actividad económica y los niveles de ingreso, especialmente en el sector transporte, finanzas y administración pública.

En cuanto a las remuneraciones, también evidencia una recuperación. Sin embargo, la investigación subraya que se ha incrementado la desigualdad, al punto de catalogar a Venezuela como el país “más desigual” de la región.