Recordar es vivir: los seis momentos más polémicos en la historia de los Mundiales de fútbol

Situaciones límite en la historia de los Mundiales: el cabezazo de Zidane en la final y cuando Rijkaard escupió a Rudi Völler.

 

 

 

El mundo ya respira fútbol desde que empezó a rodar la pelota en Qatar 2022. Y cada jugada, acción o patada no hace más que desempolvar la memoria de los fanáticos.

Por Clarín

A lo largo de las 22 ediciones de la Copa del Mundo sobresalieron goles, se consagraron figuras y se dieron encuentros épicos que dejaron huella.

Pero también se produjeron escándalos, momentos violentos y enfrentamientos que que quedaron grabados para siempre.

A continuación, los 6 momentos más polémicos en una Copa del Mundo.

El gol fantasma que no fue (Inglaterra 66)?

En el Estadio de Wembley, se disputaba la final del Mundial 1966. Los británicos, liderados por Bobby Charlton, frente a la poderosa Alemania de Franz Beckenbauer.

 

El primer suplementario se cerró con una de las jugadas más discutidas de la historia: Geoff Hurst remató de media vuelta desde una posición incómoda, la pelota venció al arquero Hans Tilkowski, pegó en el travesaño y rebotó… fuera del arco.

Sin embargo, los ingleses gritaron el gol y los árbitros convalidaron la jugada. La televisión no pudo demostrar nada. Años después, con tecnología avanzada, se comprobó que la pelota no había entrado. Finalmente Inglaterra ganó 4-2 y logró su única copa del mundo.

Choque entre un defensor francés y el arquero alemán (España 82)

El arquero del equipo de Alemania Occidental, Harald Schumacher, cometió una infracción contra el defensor de Francia, Patrick Battiston, durante la semifinal del Mundial de España 1982, en Sevilla.

 

Battiston perdió dos dientes y quedó inconsciente, por lo que se le tuvo que aplicar oxígeno.

Lo más curioso es que el árbitro, el holandés Charles Corver, no cobró la falta.

El partido, que terminó empatado 3-3, se definió en penales, y Alemania venció 5-4.

La mano de Dios de Maradona (México 86)

Uno de los días inolvidables para el fútbol argentino fue el 22 de junio de 1986, cuando Argentina enfrentaba a Inglaterra por cuartos de final del Mundial de México 86.

En un rebote que sale alto hacia el área, Diego Armando Maradona salta y usa su mano para ganarle al arquero de Inglaterra, Peter Shilton y anotar el primer gol,

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.