UE sancionó al expresidente Yanúkovich y su hijo por la guerra en Ucrania

Viktor Yanukovich, espera en Misk, bajo la custodia del dictador bielorruso, a que las fuerzas rusas terminen con el gobierno ucraniano y ser devuelto a Kiev para encabezar un gobierno títere. REUTERS/Tatyana Makeyeva

 

El Consejo de la Unión Europea (UE) impuso sanciones este jueves al derrocado expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich y a su hijo Oleksandr en el marco de la respuesta comunitaria a la invasión rusa de Ucrania.

Yanúkovich y su hijo fueron añadidos a la lista de personas, entidades y organismos sujetos a medidas restrictivas en relación con la “agresión militar rusa injustificada y no provocada contra Ucrania”, indicó el Consejo en un comunicado.

En concreto, los Veintisiete han decidido estas nuevas sanciones “por su papel en el menoscabo o la amenaza de la integridad territorial soberanía e independencia de Ucrania y la estabilidad y seguridad del Estado”.

Y también, en el caso de Oleksandr Yanukóvich, por realizar transacciones con los grupos separatistas de la región ucraniana de Donbás.

Los actos jurídicos correspondientes a esta decisión se han publicado hoy en el Diario Oficial de la UE.

El prorruso Yanukóvich fue derrocado el 22 de febrero de 2014 después de que las fuerzas de seguridad dispersaran por la fuerza las barricadas y la ciudadela del Maidán en el centro de Kiev.

Tras huir a su región natal de Donetsk, primero, y después a la península de Crimea, el presidente ruso, Vladímir Putin, le dio asilo en la región rusa de Rostov.

Seguidamente, Rusia se anexionó Crimea y promovió una sublevación armada en el Donbás, conflicto latente que Putin esgrimió como excusa para lanzar su actual intervención militar en Ucrania.

Yanukóvich, de 72 años, fue condenado en ausencia por un tribunal ucraniano a trece años de cárcel en 2019 por alta traición y complicidad en la agresión militar rusa.

El Consejo de la UE recalcó hoy que la Unión “apoya firmemente” a Ucrania y que “seguirá prestando un firme apoyo a la capacidad general de recuperación económica, militar, social y financiera” del país, incluido mediante ayuda humanitaria.

Al mismo tiempo, condenó los ataques indiscriminados de Rusia contra la población y las infraestructuras civiles de Ucrania, e instó a Moscú a “retirar inmediata e incondicionalmente todas sus tropas y equipos militares de todo el territorio de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”.

“Debe respetarse el derecho internacional humanitario, incluido el tratamiento de los prisioneros de guerra”, agregó, y recordó que los ucranianos, especialmente los niños, que han sido trasladados por la fuerza a Rusia, “deben poder regresar de inmediato y en condiciones de seguridad”.

El Consejo subrayó que “Rusia, Bielorrusia y todos los responsables de crímenes de guerra y otros delitos más graves deberán rendir cuentas de sus actos, de acuerdo con el derecho internacional”.

Los líderes de la UE dejaron claro en las conclusiones de su cumbre del 23 y 24 de junio pasados su compromiso con proporcionar “más apoyo militar para ayudar a Ucrania a ejercer su derecho inherente de autodefensa contra la agresión rusa”, y a defender su integridad territorial y su soberanía. EFE