Maduro montó tremenda pataleta para que le devuelvan el avión venezolano-iraní retenido en Argentina

Nicolás Maduro. EFE/ Rayner Peña

 

Nicolás Maduro, líder del chavismo, se dispuso este miércoles a montar tremenda pataleta en telivisón nacional para que las autoridades de Argentina le devuelvan el avión venezolano-iraní retenido en ese país, acción el cuál uso peligrosos calificatuivos asegurando que la aeronave está “secuestrada” y “robada”.

“Ahora pretenden robarnos un avión propiedad de Venezuela, (que está) en Argentina, por mandato de un tribunal imperial del estado de Florida, de los Estados Unidos. Pretenden robarnos un avión gigantesco, moderno, de carga”, dijo Maduro durante una jornada de “Miércoles productivo” en el canal del régimen VTV.

El pasado 02 de agosto, el Departamento de Justicia de EE.UU. solicitó a Argentina que le permita confiscar la aeronave venezolana-iraní retenida desde el pasado 6 de junio, cuando llegó a ese país procedente de México.

Ante la petición, Maduro aseguró que su régimen “levanta su protesta y le pide al pueblo argentino todo su apoyo para recuperar ese avión que le pertenece a una empresa venezolana y pretende ser robado”.

El número uno de la cúpula corrupta aseguró sin pruebas que con el avión “traemos la medicina de China, Rusia, India, el avión que cumplía una función primordial en la vida humanitaria de Venezuela”, pero que ahora “está secuestrado y pretenden robarnos”.

El avión de procedencia venezolano-iraní llegó a Argentina el 6 de junio. Era procedente de México e hizo una escala en Venezuela, dos días después partió para cargar combustible en Uruguay pero le negaron el aterrizaje y tuvo que regresar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza (Argentina) donde fue inmovilizado y se retuvo a su tripulación de 19 personas (cinco iraníes y 14 venezolanos).

El Departamento de Justicia de EEUU detalló en un comunicado que el capitán de la aeronave es un excomandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), designada como organización terrorista por Estados Unidos.

Según EE.UU, el avión, de fabricación estadounidense, está sujeto a sanciones ya que su transferencia por parte de la empresa iraní Mahan Air a Emtrasur, filial del Conviasa, viola las leyes de exportación de la nación norteamericana.

Ambas empresas han sido sancionadas por EE.UU. por presunta colaboración logística con organizaciones terroristas.

Entretanto, el juez argentino que interviene en la causa liberó a 12 de los 19 integrantes de la tripulación (5 iraníes y 14 venezolanos) que se encuentran en Buenos Aires.

El juez decidió retener a los otros 7 tripulantes, entre ellos 4 iraníes y 3 venezolanos.

Con información de EFE