Montados en la Plataforma, por Rafael Veloz García @Rafaelvelozg

La Plataforma Unitaria ha dictado un histórico pronunciamiento que tiene que ver con lo que los venezolanos hemos venido trabajando desde hace más de 20 años, que no es otra cosa que el cambio político como solución a los extremos y graves problemas económicos y sociales que vivimos, problemas estructurales que han generado el sufrimiento de las hermanas y hermanos que están dentro y fuera de nuestro país.

En ese pronunciamiento se expresa que el proceso de primarias que sacará a la luz al candidato unitario que enfrentará al del régimen se va a realizar el año venidero y que antes de finalizar este 2022 será anunciada su fecha de realización. En este punto tiene mucha relevancia el inmenso esfuerzo que ha hecho la comunidad internacional.
Todo apunta que está cercana la hora de que se reanude la mesa de negociaciones de Ciudad de México, que tiene en el portafolio de nuestros negociadores el tema de las elecciones libres, justas y verificables como uno de sus principales objetivos. Sabemos que el régimen no ve esto con buenos ojos, por su talante dictatorial, pero no le quedará otro recurso que contarse en el 2024, porque no tendrá otro camino ante una comunidad internacional que por su parte no le quita sus ojos de encima.

En vista de las experiencias que nosotros hemos tenido, no esperamos que ellos nos pongan una fecha para las primarias de la oposición, nosotros contamos con la autonomía para establecer la fecha y por eso es muy importante el pronunciamiento de ayer realizado por el diputado Omar Barboza, secretario ejecutivo de la Plataforma Unitaria, porque establece los lineamientos que debemos seguir.

Hay elementos novedosos en ese pronunciento que tienen que ver con la comisión electoral que tendremos, porque el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la situación de usurpación en la que también se encuentra no ofrece garantías para que el sector democrático pueda tener los medios adecuados de participación y de respeto a sus derechos políticos. En este orden de ideas, la Plataforma Unitaria expone que esta comisión electoral debe estar compuesta por personas honorables, de credibilidad, porque lo que se requiere es que exista la confianza necesaria entre los ciudadanos para que sin temores y llenos de esperanza puedan participar, como así será. Eso es importante, porque la alternativa de construcción del CNE para las presidenciales vendrá con las bases de la participación ciudadana. Esta participación ciudadana también va a llevar a que se ubiquen para jugar un papel necesario organizaciones nacionales e internacionales de corte electoral, como Súmate en lo interno del país, que ha tenido experiencias en el particular. Y también debemos recordar la experiencia que tuvimos en la Consulta Popular de 2020, que resultó exitosa y que al margen de lo acordado representó un gran ensayo de movilización nacional de los ciudadanos. La comisión electoral de la Plataforma Unitaria pedirá de igual forma el apoyo a organismos internacionales como la OEA y la Unión Europea.

Cabe resaltar que todo esto está inscrito en un proceso establecido en la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. Y tampoco podemos obviar que la Plataforma Unitaria está reconocida por los países democráticos del mundo.

La amplitud es otro elemento importante en lo que se refiere a los candidatos presidenciales, que pueden surgir del seno de los partidos políticos, pero también pueden tener su origen en las organizaciones sociales o ser gente reconocida por su rectitud, porque todos tendrán las puertas abiertas para postularse y existen garantías para que puedan participar.

El respaldo al ganador también está garantizado, quien tendrá a mano un factor determinante, porque se van a consensuar lineamientos de gobierno para que el candidato que sea designado como el abanderado para las elecciones presidenciales se comprometa a llevar adelante algunas acciones que se determinen, que son necesarias para su actuación frente a la fractura del orden constitucional que existe. Esto hace indispensable un trabajo en dos sentidos. Primero, hay que sanear las instituciones. Es decir, las propuestas que se hagan tienen que ir sobre el restablecimiento del estado de derecho y el restablecimiento institucional. Por ejemplo, las autonomías de las gobernaciones y alcaldías que han sido distorsionadas por vía del Tribunal Supremo de Justicia usurpado o por vía de las propias decisiones del Ejecutivo usurpador. Y esto nos lleva al segundo aspecto, a entrar en propuestas para la modernización del Estado a mediano plazo.

Por ello, no se trata de un plan de gobierno, porque no es solo, por ejemplo, atender todo lo concerniente al tema agroalimentario, que es sumamente importante, sino también que las políticas públicas tengan su asidero en organizaciones saneadas y restablecidas y ahí tiene que estar uno de los principales trabajos nuestros.
Establece también el pronunciamiento -y ya la Plataforma Unitaria ha trabajado en ello-, la existencia de una Comisión Técnica de Primarias con expertos electorales para que los derechos políticos sean alcanzados para los venezolanos que están dentro del país como los que están fuera.

Los bloqueos que pudieramos tener del régimen usurpador tendrán de nuestra parte respuestas y la organización necesaria y las propuestas para que la partipación en las primarias sea garantizada a todos. Es bueno señalar que se inicia ya una página web para que las ideas, las propuestas y las observaciones se vayan consignando. Esta página es www.primariaunidad2023.com. Todo esto debe ir desarrollándose y alimentando por medio de las asambleas ciudadanas, como una de las vías para que la gente haga los aportes que consideren necesarios.

La Plataforma Unitaria en su esencia y a la fecha está compuesta por 10 organizaciones políticas y otras unitarias que ya se están incorporando. Tiene además una tarjeta propia para el diseño y desarrollo de los procesos electorales en sus distintas facetas. De ahí que su sistema organizativo atenderá a los factores territoriales y en ellos se privilegia la organización en la defensa del voto, para que las mesas y los centros de votación estén blindados y atendidos en los operativos que ya se conocen como son los de movilización y logística, entre otros. Esta no es una labor que compete en forma exclusiva a las organizaciones políticas sino también a todos los ciudadanos, para que podamos tener el músculo y las herramientas para la defensa del voto en lo que serán las elecciones presidenciales, tras las primarias. Por eso es necesario que se incorporen de manera activa las organizaciones sociales y los vecinos. Lo novedoso es que su organización debe partir del propio seno de la sociedad, porque debemos insistir en que no podemos volver a cometer los errores del pasado en el sentido de pretender establecer un sistema organizativo de los sectores sociales desde los partidos políticos. No, la organización de los factores sociales es desde su naturaleza, desde su sistema y sus líderes sociales, aunque evidentemente que el plan político será diseñado por la Plataforma Unitaria y, en lo que se refiere a la sociedad civil no partidista, sin menoscabo de su propia naturaleza.

…………………………………………..

Por otro lado, el pueblo venezolano debe saber que la misión del presidente Juan Guaidó, en atención al artículo 233 constitucional, es la de realizar todas las gestiones para que haya un proceso que nos lleve a celebrar unas elecciones presidenciales y parlamentarias. En ello ha estado enfocado desde que asumió el cargo en enero de 2019. El presidente encargado se debe a la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, que es el órgano que legitima al presidente Guaidó, de acuerdo a la constitución. De tal forma, que la obligación que le corresponde a la presidencia encargada también lo es para la AN.

Por ello, los diputados legítimos de 2015, que son reconocidos como tales, tienen una importante misión. ¿Cuál es esa misión? Pues bien, si estamos diciendo que la finalidad es establecer un sistema ciudadano para que haya una garantía de los derechos políticos para un proceso electoral presidencial y parlamentario, el diputado, que se debe al ciudadano, debe trabajar en comisiones como las establecidas en la Plataforma Unitaria, que es el caso de la relativa a las alianzas, por ejemplo, porque los parlamentarios deben en sus estados, en sus circuitos, seguir manteniendo las relaciones con la sociedad civil y aglutinarla en esta cruzada democrática y constitucional. Primero en el sentido de recepción de las propuestas que se originen en las asambleas de ciudadanos. Y también como medios para la organización social, porque tienen legitimidad por ser diputados. En consecuencia, el brazo para la concreción del sistema de alianzas político-social es el de los parlamentarios de 2015. Se trata pues, del vital proceso de construcción de las mesas sociales y de su conexión con el mundo político.

En resumen, ya contamos con una sólida y bien estructurada Plataforma Unitaria y en ella debemos montarnos todos los que queremos salvar al país y recuperar la democracia.

Aquí arriba los esperamos…


Dr. Rafael Veloz García, diputado a la Asamblea Nacional y al Parlasur electo en 2015; expresidente de la Federación Interamericana de Abogados (FIA); miembro de la dirección nacional de Voluntad Popular, VP.