Las ventas en el Periférico de Valencia cayeron tras aumento de la carne y el pollo

Las ventas en el Periférico de Valencia, “palo abajo” tras aumento de la carne y el pollo

 

 

 

 

Los pasillos del área de carnicería del Mercado Periférico La Candelaria, uno de los más grandes de Valencia, lucen desolados. Algunos locales están cerrados, mientras que los que se mantienen abiertos no registran mayor afluencia de clientes.

Corresponsalía lapatilla.com 

Hace más de un mes, Yolanda Pérez, quien tiene un puesto de venta de carne y pollo en el Periférico La Candelaria, bajó las santamarías, debido a que las ganancias no le alcanzaban para cubrir los gastos operativos del local.

“Yo quedé toda endeudada para comprar la carne en el Matadero y todavía no he recuperado esa plata. El Mercado está solo, ya no viene casi nadie a comprar“, dijo.

Freddy Montilla, secretario de reclamos de la Federación Socialista Bolivariana de Mercados, indicó que las ventas en el Periférico La Candelaria han disminuido más de 95%, debido al aumento del precio de la carne y el pollo.

Las ventas han disminuido cerca de 98%, hay muchos puestos solos, otros cerrados porque no aguantan, no les da la base para pagar un empleado. Están trabajando como 10 carnicerías nada más, las demás están cerradas, han vendido el puesto o se han ido por la misma situación“, expresó Montilla.

Las ventas en el Periférico de Valencia, “palo abajo” tras aumento de la carne y el pollo

 

 

 

Señaló que esto ocurre porque los proveedores del Matadero de Valencia están despachando el ganado en canal a un precio muy alto, lo que incide en el precio final de venta al público.

Detalló que la carne de res por canal la compran en el matadero en 4.2 dólares, y el kilo de pollo en 2.5 dólares.

Tras esto, los comerciantes del mercado venden el kilo de lomito y solomo en ocho dólares, y el de pulpa y bistec en 7.5 dólares.

Montilla, en nombre de los carniceros, solicitó al gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, y al alcalde de Valencia, Julio Fuenmayor, ayuda para poder adquirir la carne a precios accesibles.

Además, denunció que las reiteradas fallas en el servicio eléctrico han incidido en la merma de las ventas. “A veces se va la luz y dura un día para llegar, eso nos afecta los aparatos, la mercancía porque no contamos con planta”, manifestó.