Puro “cuento chino”: Colocarse la vacuna en Mérida se volvió un bochinche

Foto: Cortesía/ Corresponsalía La Patilla

 

Muchos merideños llegaron este lunes hasta los centros dispuestos por los organismos nacionales para recibir la segunda dosis, correspondiente a la vacunación anticovid-19 con la esperanza de ser inmunizados, pero la desinformación y la mala planificación fueron el menú del día.

Por: Jesús Quintero/ Corresponsalía La Patilla

En el centro habilitado en la Unidad Educativa Rafael Antonio Godoy, ubicado en las inmediaciones de la avenida Don Tulio, pidieron a las personas que abandonaran el lugar y que regresaran el martes 14 de septiembre, debido a que la inmunizacion correspondiente de la vacuna Sinopharm, para completar las segundas dosis, no llegaron. Solo colocaron la segunda dosis de la vacuna rusa Spunik V.

En el caso de los ciudadanos que recibieron su primera dosis de la vacuna china, en la sede del Hospital Tulio Carnevalli del Seguro Social en la avenida Las Américas en fechas pasadas, asistieron este lunes al mismo punto de vacunación después de revelarse la noche anterior que habría llegado un nuevo lote de vacunas para completar los esquemas.

Foto: Cortesía/ Corresponsalía La Patilla

 

Para sorpresa de todos, los cambiaron hasta la Unidad Educativa Armando Puccini a una distancia considerable del punto de vacunación anterior. Por lo tanto, se vieron obligados a movilizarse para cumplir con el esquema pautado.

Por otra parte, uno de los presentes, quien prefirió mantener su identificación en el anonimato, expuso que el proceso de vacunación inició después de las 9:00 am. Además, manifestó que fue “bastante fluido” y que solo duró dos horas hasta el momento que logró colocarse la dosis correspondiente de la vacuna china Sinopharm.

Los ciudadanos esperan que esta situación se normalice para cumplir con sus vacunas completas ante el incremento de contagios que se ha evidenciado en los últimos meses en la región andina, afectando la vida de cientos de personas.