Bachelet, alarmada por la crisis migratoria en Venezuela: Se exponen a violencia, explotación y abusos

La alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Michelle Bachelet / AFP)

 

 

 

 

La alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Michelle Bachelet en su último informe sobre la crisis en Venezuela, indicó la falta de acceso a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en los últimos años que ha sido una de las causas principales de la migración fuera del país, donde ACNUR informa que actualmente hay 5,4 millones de migrantes y refugiados venezolanos en todo el mundo. “Esta cifra incluye a las personas venezolanas refugiadas, migrantes y solicitantes de asilo reportadas mediante la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela”.

Por lapatilla.com 

Un número cada vez mayor de venezolanos está cruzando a los países vecinos a través de rutas irregulares desde la flexibilización de las medidas de cuarentena en la región, exponiéndoles a la falta de acceso a alimentos, al agua, a la violencia, a la explotación y abusos sexuales y laborales, y a la trata de personas, especialmente en el caso de las mujeres, niños y niñas.

 

Algunos migrantes venezolanos mueren al intentar llegar a Trinidad y Tobago.

 

 

El ACNUDH está preocupado por el número de embarcaciones que se hunden con personas migrantes, así como por el número de personas desaparecidas entre la costa venezolana y los países insulares vecinos, lo que, según fuentes, podría estar relacionado con el tráfico de personas. Desde abril de 2019, el ACNUDH ha registrado el naufragio de ocho embarcaciones y la desaparición de 129 personas, y ha compartido con el Ministerio Público la información sobre embarcaciones, personas desaparecidas y muertes, para que se tomen las medidas judiciales pertinentes.

El ACNUDH llama a las autoridades venezolanas para que investiguen debidamente estos casos y pide a todos los países de acogida que colaboren en las investigaciones y adopten las medidas necesarias para garantizar que ciudadanos y ciudadanas venezolanas puedan disfrutar plenamente de sus derechos humanos. Con la ayuda del sistema de las Naciones Unidas, el régimen de Maduro adoptó importantes medidas a corto plazo para asistir a aproximadamente 151.000 personas retornadas, que salieron de sus países de acogida a causa del impacto de la pandemia. Se tuvieron en cuenta algunas necesidades específicas de las mujeres, niños y niñas y las personas ancianas, pero siguieron existiendo desafíos, sobre todo en lo que respecta a la vivienda, el transporte, la discriminación, el tráfico de personas y las medidas de prevención de COVID-19.

El ACNUDH alienta a las autoridades venezolanas a seguir trabajando en colaboración con el sistema de las Naciones Unidas para garantizar de manera sostenible los derechos humanos de las personas que se desplazan dentro de su territorio, incluidos las personas migrantes y retornadas venezolanas.