Cronología de una reconversión monetaria: Los cambios que ha sufrido el Bolívar con la llegada del chavismo

(Foto de Federico PARRA / AFP)

 

 

 

Luego de generar una hiperinflación que ha empobrecido los bolsillos venezolanos, este miércoles 5 de agosto, el régimen chavista decidió confirmar lo que varios rumores venían adelantando: la eliminación de seis ceros al Bolívar.

Por Ana Guaita Barreto / LaPatilla.com

Tras la implementación de unas políticas erróneas en materia de economía, la dictadura de Maduro ha pulverizado la calidad de vida del venezolano y ha convertido el transitar de cada ciudadano en una situación cuesta arriba.

Desde la creación del BCV en 1939, la unidad monetaria no había cambiado; sus figuras, ilustraciones o la firma del presidente de la institución era lo que variaba con algo de frecuencia.

Un Bolívar “Fuerte” sin fuerza

En febrero del año 2.007 el Gobierno del fallecido Hugo Chávez anunció la primera reconversión monetaria, eliminando tres ceros al Bolívar y sustituyéndolo por el Bolívar “Fuerte”.

Para ese entonces, antes de finalizar ese año, el Banco Central de Venezuela divulgó a través de los medios de comunicación, algunas propagandas donde se explicaba cómo sería el funcionamiento de la moneda que entraría en vigor a partir del primero de enero del 2.008.

La reconversión monetaria de ese año implicó la reexpresión de la unidad del sistema monetario venezolano al dividir su valor entre 1.000. Esto supuso la emisión de nuevos billetes, monedas y un nuevo nombre que no tenía mucho que ver con la realidad venzolana.

El Bolívar “Fuerte” podría ser utilizado, para ese entonces, en conjunto con el Bolívar anterior durante seis meses.

 

 

Al momento de anunciar la reconversión monetaria de 2008, Chávez señaló que la medida daría “mayor eficiencia al sistema de pagos en el país, consolidaría la confianza en la moneda nacional y produciría efectos psicológicos positivos en las expectativas de las personas”. Pero esos fueron objetivos irrealizables y además se convirtieron en la realidad que todos conocemos: un fracaso que desenmascaró con rapidez la inflación que siguió aumentando de manera progresiva.

 

 

El cono monetario que acompañó e inició con esta reconversión incluía billetes de 2, 5, 10, 20, 50 y 100 bolívares fuertes, así como monedas de 1, 5, 10, 12.5, 25 y 50 céntimos; y 1 bolívar fuerte.

 

Bolívares fuertes / reconversión monetaria 2008

 

Como el régimen chavista de Venezuela no pudo contener la hiperinflación que se avecinaba para el país; ante el aumento descomunal de los ceros en las transacciones, la respuesta que se inventaron fue imprimir mayor cantidad de billetes con denominaciones más altas.

Fue entonces, en el año 2.017 cuando se amplió el cono monetario y entraron en el juego los billetes de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 y un nuevo e inmortal billete de 100 bolívares, que no fue sino hasta una segunda reconversión monetaria en el año 2.018 que pudo salir del juego económico de Maduro.

 

Bolívares fuertes

 

Un Bolívar “Soberano” sin soberanía

En el año 2.018 el líder de la dictadura venezolana, Nicolás Maduro anunció que había decidido firmar, anunciar y activar una reconversión monetaria “necesaria para la economía venezolana”.

“He decidido reducirle ceros a la moneda”. En consecuencia, el nuevo cono monetario incluiría billetes equivalentes a 2, 5, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares soberanos, junto con monedas equivalentes a 1 y 0,50 bolívares soberanos.

El 20 de agosto de 2018 entró en vigencia la decisión de Maduro y se le suprimió cinco ceros a la moneda nacional. Esta fue una de las medidas del “programa de recuperación económica” del régimen de Maduro.

 

Bolívares soberanos / reconversión monetaria 2018

 

Cuatro billetes de los 11 del actual cono monetario ya no son aceptados por los comercios formales e informales por su insignificante poder adquisitivo. El de 50 bolívares todavía está “circulando”, sin embargo algunos comerciantes se niegan a recibirlo.

 

REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria

 

Cronología “Fuerte y soberana”

El Bolívar fuerte, circuló desde el primero de enero de 2008 y durante 8 años, la economía nacional “funcionó” con 6 billetes y 7 monedas que se devaluaron con rapidez.

En diciembre de 2016, el BCV anunció la incorporación de 6 billetes nuevos a la familia de los fuertes que posteriormente, al igual que al inicio del proceso de reconversión perdieron su valor al poco tiempo debido a la hiperinflación que arropó al país durante esos años.

Frente a una abrumadora inflación, en marzo del 2.021 se integran a la familia “soberana” los billetes de 200.000, 500.000 y 1.000.000 de bolívares, que aunque significaron un desahogo para la población venezolana, siguen representando la pobreza y la insuficiencia para adquirir productos y servicios.

Los billetes agregados al último cono monetario no solo no resolvieron la crisis económica, sino que además solo cumplirán con 7 meses de existencia.

 

Un asistente de un conductor de autobús sostiene billetes de 200.000 bolívares, la moneda oficial, en Caracas. REUTERS

 

Durante los últimos 13 años del chavismo en el poder, han sido 14 ceros que se le ha eliminado a la moneda venezolana, logrando una pronta devaluación del bolívar y llevando a los ciudadanos a buscar nuevas maneras de ahorrar y mantener sus activos: la compra de dólares.

La ciudadanía espera con incertidumbre la distribución del “Bolívar Digital” implementado por el chavismo para conocer con mayor facilidad los nuevos métodos de manejo y ver como un dejà vú, cómo cada billete pierde su valor.