Fuerza Vecinal se aventura por un triunfo sin condiciones ni respaldo de la Plataforma Unitaria

 

La organización política regional Fuerza Vecinal decidió jugar posición adelantada y anunciar sus candidaturas para la gobernación de Miranda, y las alcaldías de Baruta, Chacao, El Hatillo y Los Salias, en una etapa en la que Venezuela se ha visto afectada por sanciones internacionales, falta de reconocimiento por parte de la Comunidad Internacional, falta de vacunación por la Covid-19, hiper inflación económica, devaluación del Bolívar, escasez de combustible, problemas de guerrilla y narcotráfico, devastación del arco minero entre otras vicisitudes, que agudizan la situación política, económica y social del país.

El pasado 29 de mayo, en un encuentro llevado a cabo en la urbanización Palo Verde, el ex concejal de Baruta David Uzcátegui, junto a los burgomaestre Darwin González, Gustavo Duque, Elías Sayegh y José Fernández, asumieron continuar con el ejercicio de sus funciones de resultar victoriosos en las próximas elecciones pautada para el 21 de noviembre de 2021.

Desde la presidencia encargada encabezada por Juan Guaidó se propuso una Acuerdo de Salvación Nacional con el propósito de volver a establecer la democracia, y poner fin a la grave crisis humanitaria, el cual hasta el momento ha sido suscrito por la denominada Plataforma Unitaria (agrupación de partidos políticos de las fuerzas democráticas venezolanas), y a la reinstitucionalización a través de un cronograma electoral con condiciones.

Una de las posibilidades que podría presentarse en el tablero de lograrse un acuerdo, es volver al campo de los votos con postulaciones unitarias, o voto entubado, tal como ocurrió en los comicios de 2013 y 2015, con la tarjeta de la Unidad (MUD) y el slogan “Abajo, a la izquierda, en la esquina ¡La de la Manito!”.

De hecho, cabe recordar que la alianza opositora en el 2013 llevó a las magistraturas municipales a Gerardo Blyde, Ramón Muchacho, David Smolansky, José Fernández “Jossy”, entre otros con una participación del electorado entre el 57 y 65 por ciento de acuerdo a las entidades.

Sin embargo, la situación en la entidad mirandina y en cuatro de sus municipios fue distinta para las elecciones de 2017, debido a que la oposición venezolana decidió no participar ante las desventajas e irregularidades suscitadas en los comicios regionales anteriores, donde cambiaron centros de votación, circuitos electorales, se evidenció peculado por parte del sector oficial, la instalación de puntos rojos, inconsistencia entre la cantidad de votos y electores, entre otras anomalías como las fuerzas de choque para amedrentar a los ciudadanos que se dispusieron a sufragar, y donde Miranda fue el tercer estado con mayor abstención con  41.4%.

Pese a que las “Regionales” le atribuyeron 17 de las 23 gobernaciones al oficialismo, otros dirigentes de “oposición”, decidieron ir a las siguientes elecciones municipales.

En este período tanto Gustavo Duque, como Elías Sayegh se posicionaron como prospectos locales ante la huida al exilio de Ramón Muchacho y David Smolansky producto de una persecución judicial que les hizo el régimen venezolano.

Por su parte, Darwin González tras ser edil durante la gestión de Gerardo Blyde, decidió aspirar al mandato municipal acompañado de la mano del exconcejal David Uzcátegui que se encontraba inhabilitado y no pudo llegar a ser alcalde.

Entre tanto, Jossy Fernández decidió no abandonar la alcaldía de Los Salias y buscar su reelección con Un Nuevo Tiempo.

Como datos importantes de los resultados arrojados por el CNE en esa elección, se revela que en comparación con los comicios de 2013 y 2008 la diferencia de votos entre los actuales gobernantes y aquellos que gobernaron hay una brecha en Baruta de más de 73 mil y 80 mil votos de diferencia, en Chacao entre 6 mil y 21 mil, en El Hatillo entre 3 mil y ochocientos, y en Los Salias hay un contraste de más de 13 mil votos.