Maestros venezolanos “celebran” su día golpeados por la crisis

Foto: Steffany Carvajal – La Patilla

 

 

 

Cada 15 de enero, en Venezuela se celebra el Día del Maestro, pero este año los profesionales de la educación sostienen que no tienen nada que conmemorar, debido a las condiciones que padecen en la actualidad.

Con información de LA PRENSA DE TÁCHIRA

Y es que los bajos salarios que perciben sumado a la falta de beneficios que han sido negados por el régimen de Nicolás Maduro, los ha sumergido en la pobreza y miseria, al no contar con recursos para vivir dignamente.

El secretario del Colegio de Licenciados en el estado Táchira, Gustavo Velazco, dijo que los derechos laborales ganados desde hace décadas, fueron suprimidos por las políticas públicas del Ejecutivo.

“No existe una carrera docente, pues no se cumple el reglamento del ejercicio de la carrera, al no contar con ingresos y ascensos, ya que fue en 2002, cuando se hizo el último ascenso y desde tal fecha, lo único que se ha hecho es colocar coordinadores y otras autoridades a dedo” apuntó.

Los créditos hipotecarios para viviendas, vehículos y otros beneficios desapareció para el gremio, ya que el salario está “pulverizado” dijo Velazco, quien indicó que ningún educador depende de su sueldo para vivir.

“Todos los días, los colegas deben buscar alternativas económicas formales e informales para poder sobrevivir, pues están en la pobreza y miseria, ya que las reivindicaciones se perdieron en el magisterio tachirense y venezolano” expresó.

Resaltó que este 15 de enero es el más gris y oscuro de las últimas décadas, asegurando que más del 30% de la nómina en todo el país, renunció debido a los bajos salarios.

“Esta situación es insostenible, y de no solventarse, habrá una estampida de renuncias, que se incrementará de llamarse a clases presenciales en la región” apuntó.

Sin celebración

El presidente de la Federación Venezolana de Maestros Táchira, Ildemaro Useche, dijo que en la historia, los docentes no habían vivido una crisis como la que ahora padecen, que se agravó con la llegada del covid-19.

“Los maestros no tenemos nada que celebrar, solo recordaremos a aquellos que dieron todo por nuestro país, que han sido referentes en la formación, orientación y sueños por mejorar el Estado” expresó.

Ante ello, afirmó que el gremio reclama justicia ante una profesión que ha sido desmejorada por el Gobierno, lo “que hace que en los próximos días, enfrentemos tareas bien importantes desde diferentes espacios” destacó.

“Hacemos un llamado a la sociedad para que se involucre en la tema de la educación, pues la educación es la única herramienta de cambio y progreso de un país” acotó.

A defender la educación

Gerardo Ramírez, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Venezuela -Fenatev-, dijo que el régimen se niega a respetar la Constitución y derechos labores de los maestros, quienes llevan años, demandando mejoras salariales.

“El exhorto es a los docentes a que defendamos la educación, pues hacerlo es defender el país, pues el puente de construcción de cualquier sociedad del mundo. A los padres, los invito a organizarse para defender la educación de sus hijos” agregó.

Aseveró que el sistema educativo se encuentra en el limbo, pues las clases vía online no han sido efectivas en niños y jóvenes, por los problemas de electricidad, internet y falta de equipos tecnológicos en docentes, padres y representantes.

“Los docentes no tienen con qué comer ni alimentar a sus familias, por lo que este 15 de enero, los maestros estamos vulnerados, somos los ciudadanos más susceptibles, porque no tenemos condiciones para vivir en Venezuela” añadió.

Educación sustentable

El docente Ángel Molina, mencionó que aunque los educadores no tienen nada que celebrar este viernes, deben agradecer tener salud en medio de la pandemia que padece el mundo.

Instó a la población a apoyar a los maestros, siendo éstos, “quienes luchan por condiciones óptimas de enseñanzas en medio de una emergencia compleja que empeoró con el covid-19” indicó.

“Es necesario que la educación se vea sustentable, pues las herramientas no están dadas, las condiciones no son las requeridas, pero sí se pide que cada persona piense que los padres apoyen la educación de sus hijos” concluyó.